lunes, 15 de febrero de 2016

El cerro Montecristi conserva la historia del general Alfaro

EL TELEGRAFO - REGIONAL MANABÍ / Lunes, 15 Febrero 2016

ALREDEDOR DE 200 MIL PERSONAS VISITAN ANUALMENTE EL LUGAR DONDE EN 2008 SE REDACTÓ LA ACTUAL CONSTITUCIÓN

El cerro Montecristi conserva la historia del general Alfaro
  
Foto: cortesía Ciudad Alfaro

El legado del ‘Viejo Luchador’ es recordado constantemente en el Centro Cívico. Periódicamente se realizan eventos en los que se enseña, en especial a niños y jóvenes, cómo fue la lucha para lograr el cometido de la Revolución Liberal.

Redacción Regional Manabí

Ciudad Alfaro es un complejo emblemático que se erige en la explanada del Centinela, en las faldas del cerro Montecristi, provincia de Manabí. Su parque cultural cuenta con museos, bibliotecas, tiendas de artesanías, salones para eventos y una zona de contemplación con la imponente vista del cerro, del mar en el horizonte, y de la legendaria ciudad que vio nacer al líder revolucionario Eloy Alfaro Delgado.

En 2015, Ciudad Alfaro recibió más de 190 mil visitantes nacionales y extranjeros. En enero de 2016, más de 11 mil personas conocieron este lugar que recoge la vida y obra del general Alfaro y de su lucha por la igualdad.

Espacios para la memoria, la cultura y el turismo

El mausoleo Memoria es el ícono del Centro Cívico Ciudad Alfaro. Un camino de 33 cuadrículas en homenaje al legado masónico conduce hasta una vasija invertida donde reposan parte de las cenizas del líder de la Revolución Liberal.

El Salón de la Democracia, lugar donde se escribió la Constituyente del Buen Vivir, conserva intacta la disposición de su inmobiliario.

En el lugar se pueden apreciar los bienes emblemáticos de Alfaro.  Los salones Coronela Filomena Chávez, Montonera Isabel Muentes, y Montonera Inés Lucía son frecuentemente solicitados por diferentes instituciones para la realización de conferencias, eventos y congresos de todo tipo.

Estos espacios multifuncionales han hecho que sea un lugar requerido en Manabí para la realización de diferentes actividades.

En 2015 se realizaron 38 eventos académicos, culturales y artísticos en los diferentes salones, tanto de instituciones públicas y privadas, así como de entidades educativas, a los cuales asistieron más de 23 mil personas.

El Museo y el Archivo Histórico tienen plasmadas las luchas de los pueblos ecuatorianos por lograr un país más justo, así como las derrotas y los logros del alfarismo. En cada una de sus paredes se puede aprender acerca de los procesos que llevaron a la construcción de la patria que anhelaba Alfaro y los radicales.


Recordar a Alfaro con arte

Ciudad Alfaro realiza eventos para recordar fechas históricas del Ecuador, como el 28 de enero y el 5 de junio, entre otras. En estos eventos, la ciudadanía ha podido disfrutar de diversas puestas en escena clásicas, con contenido alfarista, como la presentación de la obra teatral La Alfarada, con la Compañía Nacional de Danza y La Orquesta Sinfónica del Ecuador; y también se han vinculado a colectivos artísticos urbanos, en el evento Alfaro Rap Sinfónico.

El objetivo de realizar estos eventos temáticos y de incluir en proyectos a jóvenes artistas, es traer a la memoria la importancia del laicismo instaurado por el general Eloy Alfaro, quien transformó la educación y la cultura en el país, ya que la libertad de pensamiento permitió el despertar de múltiples manifestaciones artísticas y consecuencia de este proceso Ecuador es una nación de grandes artistas.

Esto se demostró una vez más el  pasado 28 de enero, cuando se realizó un emotivo homenaje por conmemorarse los 104 años de la Hoguera Bárbara.

El evento cívico militar, coordinado con el Ministerio de Defensa, inició a las 09:30 con el saludo de las Fuerzas Armadas y la colocación de ofrendas florales en el mausoleo del general Eloy Alfaro al que ingresaron Tatiana Hidrovo, presidenta de la institución; Susana Dueñas, gobernadora de Manabí; Carlos Ochoa, superintendente de la Información y la Comunicación; y altos jefes y representantes de las Fuerzas Armadas.

En el Salón de la Democracia aguardaban las delegaciones de estudiantes del colegio Nacional Olmedo de Portoviejo, colegio 5 de Junio de Manta, colegio 23 de Octubre de Montecristi; así como estudiantes de universidades, colectivos ciudadanos de Santa Ana y Rocafuerte y de las comunidades Pepa de Huso, La Sequita y Los Bajos, de Montecristi.

También asistieron a este evento autoridades civiles, provinciales y nacionales y los familiares de Eloy Alfaro. Estos últimos se mostraron agradecidos con el Gobierno y el Centro Cívico por mantener vivo el legado del General.

Alfaro, melodías de revolución inició con un solo de piano de Elio Santana, a quien después acompañó el profesor Mario Arauz, autor de la música de las canciones alfaristas ‘sabel Muentes presente’ y ‘La noche del General’. Los talentosos artistas manabitas, Juan Diego Urdiales y Roxy Anchundia interpretaron la canción ‘Por ti vamos a vencer’. Puesta en escena que estuvo a cargo del maestro Jefferson Salcedo.

Pueblo Nuevo cerró la jornada, realizada para recordar una fecha histórica que marcó de forma trascendental la vida política de los ecuatorianos, como fue la muerte general Alfaro, el 28 de enero de 1912.

Recuperar la memoria social

Recuperar la cultura viva y la memoria nacional, con énfasis en la Revolución Liberal Radical, y los pueblos ancestrales del Litoral, es uno de los objetivos principales del Centro Cívico.

Durante el año, estudiantes y docentes de distintas ciudades de la provincia reciben seminarios, talleres y cursos de inducción histórica y son adheridos a los procesos de generación de conocimiento y ejercicio de memoria a través de actividades vinculativas.

Durante 2015, se realizaron diversas actividades a las que asistieron niños, jóvenes y docentes de varios cantones. Uno de los principales proyectos fueron los talleres La historia de nuestra América, a los que asistieron más de mil niños y jóvenes.

El libro ilustrado Soy América Latina la Patria Grande fue la propuesta pedagógica que se desarrolló para recuperar, mantener y transmitir la memoria histórica de Nuestra América entre los niños  que participaron en estos talleres de vinculación ciudadana realizados en la Biblioteca del Archivo Histórico de la Revolución.

Es así, que de una manera lúdica, los más chicos hicieron un recorrido por los momentos claves de la historia de América Latina, del Ecuador y la Revolución Liberal, el proceso histórico más importante de la época republicana.

Talleres de imperialismo y antiimperialismo, y del papel transcendental de Eloy Alfaro internacionalmente, y llevar la historia a distintos lugares del país con el Museo Rodante Ecuador Patria Alfarista son algunas de las actividades que realiza Ciudad Alfaro para que la vida y el legado del ‘Viejo Luchador’ permanezca vigente. (I)




sábado, 30 de enero de 2016

Alfaro, lecciones de su asesinato

EL TELÉGRAFO
Viernes, 29 Enero 2016   
EDITORIAL
Las lecciones del asesinato de Eloy Alfaro hace 104 años

Ayer se realizaron varios actos y en todos se destacó el peso histórico del considerado el mejor ecuatoriano de todos los tiempos, el general Eloy Alfaro Delgado. Asesinado del modo más cruento, su muerte deja algunas lecciones para el país. La principal: su lucha no fue en vano y tampoco estuvo exenta de una resistencia oligárquica, como la que se vive en nuestra región a propósito de la presencia de gobiernos progresistas. Por otro lado, no debemos olvidar su legado, sobre todo el político, sustentado en una firme convicción de un cambio real y profundo de las estructuras siempre a favor de las grandes mayorías. Ni se puede descontar su hondo sentido integracionista y soberano para construir una América Latina como la que ahora forjan nuestros gobiernos a través de las instancias regionales, como Unasur, Celac y Alba. Y tampoco hay que olvidar cómo lucharon en su contra esos grupos de la prensa privada, como ahora también lo hacen quienes se asocian en entidades ‘gremiales’ con un fuerte financiamiento extranjero, bajo una articulación regional que no desestima ninguna mentira, desinformación o injuria como sus herramientas políticas. (O)

jueves, 28 de enero de 2016

Alfaro, estudio y proyección de su pensamiento

 Alfaro, estudio y proyección
de su pensamiento


SÁNCHEZ RAMOS José Elías.
Miembro de la Casa de la Cultura Ecuatoriana, núcleo de Manabí
Manta, 2016-01-28

Resumen

El pensamiento alfarista es el objetivo de esta investigación que surge con el recuerdo de la inmolación de Eloy Alfaro (28 de enero de 1912) para afirmar que este héroe nacional a más de guerrero y de político superior, es un pensador profundo cuyas ideas deben guiar la vida y acción de los latinoamericanos de este siglo multipolar.

Abstrac

The Alfarist thought is the objective of this research that comes with the memory of the sacrifice of Eloy Alfaro ( 28 January 1912 ) to state that this national hero and warrior over top politician, is a deep thinker whose ideas should guide the life and action of the Latin American multipolar century.

Palabras clave

Alfaro, pensamiento, ideal, legado, tolerancia, paz, perseverancia, sacrificio, vida.

Introducción

Jorge Núñez Sánchez, con propiedad afirma: “La imagen de Alfaro como pensador político ha sido distorsionada por el fervor que se ha puesto en la consagración del héroe”. Es lo que se ha vivido en la Universidad Laica Eloy Alfaro de Manabí donde se ha repetido en los últimos 29 años el mismo discurso escolar e histórico.

El compromiso de este siglo es reflexionar sobre el pensamiento alfarista para procurar entender y hablar del mismo Alfaro pero desde otra perspectiva. “Nada soy, nada valgo, nada pretendo, nada quiero para mí, todo para vosotros que sois el pueblo que se ha hecho digno de ser libre”, no es sólo una proclama, es una actitud de vida, resultado de un modelo de pensamiento.

Malcom Deas, historiador inglés, se pregunta si se podría justificar la presencia de Alfaro en una colección de obras de pensamiento  nacional destinada a editar los clásicos de la historiografía refiriéndose a las “Narraciones históricas” que publica la Corporación Editora Nacional.

Este mismo analista sostiene que Alfaro no era un político cualquiera fabricante vulgar de panfletos y mensajes, era sin duda alguna una figura que como pensador e historiador supo interpretar su tiempo.

El estudio aspira demostrar que este héroe nacional a más de guerrero y de político superior, es un pensador profundo cuyas ideas deben guiar la vida y acción de los latinoamericanos de este siglo multipolar.

Método de investigación

Se recurre a los métodos generales: deductivo, inductivo, analítico y sintético para precisar el histórico - comparado como método particular y se sustenta en la observación y entrevista (diálogo) como técnicas de campo y la técnica bibliográfica a través de lecturas comparadas de libros, recortes de prensa y fuentes de internet.

Las obras completas y escritos políticos publicados por el Consejo Nacional Electoral bajo la guía del Dr. René Mauge; las obras del Dr. Dumar Iglesias Mata, un vigoroso intelectual del alfarismo manabita; el lúcido pensamiento del Dr. Jorge Núñez Sánchez en las obras publicadas por el Ministerio de coordinación de la política y gobiernos autónomos descentralizados y las reflexiones del historiador ingles Malcom Deas, son algunas fuentes bibliográficas para esta reflexión.

Resultados

Que se presentan como “compromiso” y “pensamiento alfarista”.

Compromiso

Con esta expresión: "El suplicio más horroroso que puede soportar un verdadero patriota en la vida es ver a su patria escarnecida y vilipendiada por falsos redentores y no poder salvarla. Únicamente la lucha puede mitigar un tanto los padecimientos del buen ciudadano", Alfaro está determinando los compromisos del ciudadano de este siglo.

Su pensamiento es una constante acción de vida como lo afirma José Peralta en la velada fúnebre el 31  de marzo de 1912 en Panamá: “Llevando en el alma, a modo de fuego inextinguible y sacro de las vestales, un amor sin límites a su patria y la fe más inquebrantable en su misión liberadora, lanzose a la ardua labor de redimir a un pueblo; y luchó sin tregua ni descanso durante toda su larga existencia, para realizar sus patrióticos y humanitarios votos. Peregrino de la libertad, recorrió la América implorando adhesión y apoyo a la causa santa que defendía; vencido aquí, triunfante allá, su vida no fue si no un tejido de dolores y esperanzas, de sacrificios y heroicidades, de épicos esfuerzos, sangrientos desastres, sin que jamás el desaliento penetrara en aquel corazón de diamantes. Para el impertérrito y convencido varón, la misma gloria derrota de Jaramijó, no fue sino la aurora del triunfo, el vaticinio más seguro de la libertad de la patria”.

Pensamiento alfarista

Alfaro es más profundo que mis disquisiciones. Su ideal de unión continental y su vanguardia ideológica; La perseverancia como afirmación de su pensamiento y acción; La paz, como mandamiento de vida; La familia como sentido de ser y hacer una sociedad de honestidad y justicia; La tolerancia como valor humano para reconocer las diferencias respetando ideas y creencias.

Discusión

Seis formidables lecciones que ha legado Alfaro a la sociedad humana del siglo XXI, formidable pensamiento que se materializó en acciones trascendentes para el Ecuador contemporáneo.

Ideal Alfarista

Se resume en 1) su doctrina de unión continental; 2) su vanguardia ideológica del radicalismo para transformar la estructura social y política del Ecuador.

Su doctrina de unión continental rebasa las fronteras de su país, afirma su acción como gobernante y su visión de estadista latinoamericano. Alfaro sueña -como Bolívar- en una América Latina grande, unida y democrática. Consecuente con ese pensamiento lucha por la Independencia de Cuba y contra los regímenes totalitarios de Centroamérica convocando a la integración de sus países. Enfrenta a la doctrina Monroe que impulsa los Estados Unidos para poner bajo su protección a los estados latinoamericanos sin considerar la realidad de sus pueblos.

Su vanguardia ideológica del radicalismo, construida a lo largo de su juventud y sus 31 años de lucha revolucionaria le permiten transformar la estructura social y política del Ecuador en tan sólo 11 años y 11 meses.

Perseverancia

Como afirmación de su pensamiento y acción. La perseverancia es una extraordinaria virtud que los jóvenes del siglo XXI debieran hacer suya. 31 años de luchas y derrotas para alcanzar el poder y transformar la república. Para cumplir su ideal le bastaron tan sólo siete años. “Compatriotas, estad seguros de que si vuestras libertades peligran, estará como siempre con vosotros vuestro compañero y amigo”, pronuncia Alfaro, en Manta, Manabí, el 12 de septiembre de 1883.

Paz

Adelantado a su tiempo proclama la paz como la armonía del perdón y del olvido. Su espíritu inmortal se sublimiza con el "perdón y olvido" para convocar a la unidad nacional, perdonar a sus enemigos, olvidar las ofensas para construir una Patria grande, digna y libre.

En su proclama del 18 de junio de 1895, a los guayaquileños les dice: “Vengo sin odios ni venganzas y dispuesto a dar a todos compatriotas un abrazo fraternal”. “Con mi cabeza respondo de la victoria que, en definitiva, nos dará paz con honra”.

Hombre magnánimo y generoso perdona una y otra vez a sus enemigos que provocan más de cuarenta sublevaciones contra él. Su grado de General se lo otorgan dos países centroamericanos por haber evitado la guerra entre sus ejércitos; es un general de la paz.

Perdón y olvido fue su lema de vida. No hay en Alfaro ni odios ni rencillas. Hay generosidad sin límites. Por algo es manabita.

Familia

Guerrero y pensador, estadista y gobernante, sostiene que "El padre de familia, sacrificándose por la causa pública, trabaja no sólo por la felicidad general, sino por la felicidad de sus descendientes en particular".

Este pensar la familia, este hacer la familia, este sentido de familia que con sus actos proclama es otro ideal que debe encarnarse en las nuevas generaciones.

Casado con doña Ana Paredes Arosemena procrea nueve hijos. El ferrocarril que lo conduce a Quito para la inmolación del 28 de enero se detiene en Huigra. Allí, al dueño del hotel, un señor de apellido Catani le pide que lo despida de sus hijos, que acompañen a su madre, que no beban nunca pues no hay nada peor que la embriaguez. "Dígales usted que voy a morir, pensando en ellos, hijos queridos de mi alma".

Honestidad

La familia como sentido de ser y hacer una sociedad de honestidad y justicia.

Este valor, la honestidad con su sentido de justicia para decir la verdad, ser decente, recatado, razonable, justo y honrado identifica a Eloy Alfaro a lo largo de su vida.

En su mensaje al pueblo ecuatoriano el 25 de junio de 1895, proclama: “Nada soy, nada valgo, nada pretendo, nada quiero para mí, todo para vosotros que sois el pueblo que se ha hecho digno de ser libre”.

El signo de este tiempo es la corrupción. Hay que recuperar la honestidad para sentir y hablar de Alfaro.

Tolerancia

Un valor humano esencial, una actitud fundamental para la vida social. La tolerancia para reconocer las diferencias respetando ideas y creencias.

Alfaro sostiene que la tolerancia y la justicia son las dos grandes virtudes sociales para levantar la República.

Con esta gran virtud, Alfaro, hombre superior, implanta el laicismo en la educación para liberar las conciencias dado que su objetivo es educar, no adoctrinar; separa la iglesia del Estado, establece el derecho de la mujer a laborar en la función pública y a concurrir a los centros de educación, suprime tributos a los indígenas, la prisión por deudas.

Asumir esta lección sobre la tolerancia como la gran virtud del siglo XXI.

Su vida, el legado

La vida de Alfaro es su legado a la posteridad. Una vida de 70 años. Nace en Montecristi el 25 de junio de 1842. Muere en Quito el 28 de enero de 1912. Una vida dedicada a pensar la libertad, a luchar por la libertad de su pueblo.

Desde su niñez asume el liderazgo y el compromiso con inteligencia y voluntad. A sus 13 años (1855) encabeza un grupo de jóvenes rebeldes contra el Jefe Político de Montecristi. Su padre lo lleva a Lima, Perú e inicia un periplo por varios países fortaleciendo sus ideas liberales.

De regreso a su ciudad, el 25 de junio de 1864 (22 años), con sus cholos montoneros de Colorado, Montecristi, comienza su lucha libertaria y por primera vez se escucha: "¡Viva Alfaro, carajo! El "Águila Roja" como lo llaman sus partidarios inicia una larga lucha de 31 años durante los cuales va construyendo su proyecto político para consolidar la nación y transformar el Estado ecuatoriano. Son años de derrotas, persecución y destierros. Son años de perseverancia.

El 5 de mayo de 1895, en Chone, lo proclaman Jefe del Estado Ecuatoriano. Un mes después, el 5 de junio, triunfa en Guayaquil la revolución alfarista. Sus enemigos lo llaman "Viejo luchador", "General de las derrotas", “Indio Alfaro”. Tiene 53 años.

En su primer mensaje como Jefe supremo de la República, el 24 de julio de 1895 proclama su pensamiento y compromiso: “Voy a combatir a los tiranos que os engañan y oprimen. Estad seguros de que os devolveré vuestras libertades y trabajaré sin descanso por vuestro bien. Las creencias del pueblo y todos los derechos legítimos serán respetados por quien ha emprendido en la obra de levantar la República por medio de estas dos grandes virtudes sociales: la tolerancia y la justicia”.

Gobernante

Gobierna al Ecuador tan solo 11 años y 11 meses.

Seis años y tres meses desde el 5 de junio de 1895 al 31 de agosto de 1901, período en el que se desempeña como Jefe Supremo (4 meses), como Presidente constitucional interino (3 meses) y como Presidente Constitucional (5 años, 8 meses)

Otros cinco años y ocho meses desde el 16 de enero de 1906 hasta el 11 de agosto de 1911, período en el que se desempeña como Jefe Supremo (9 meses), Presidente constitucional interino (3 meses) y como Presidente Constitucional (4 años y ocho meses)


En tan solo 11 años y 11 meses transformó la República. Fue tiempo suficiente para cumplir su sueño por el que batalló junto a sus montoneros durante 31 años.

Muerte

El 28 de enero de 1912, en Quito, es asesinado, arrastrado e incinerado por una turba de 20 mil personas según Federico González Suárez. Tanta gente contra un manabita. Macabro y terrible espectáculo conocido como la hoguera bárbara. Es el horroroso martirio complemento de su gloria. Desaparecieron su cuerpo pero no sus ideales. Su pensamiento y acción siguen admirables, vigorosos, actuales y se proyectan sobre América Latina.

Conclusión

Alfaro es un héroe nacional cuyas ideas deben guiar la vida y acción de los latinoamericanos de este siglo multipolar.

Se debe recordar su vida de 70 años y no su muerte. José Eloy Alfaro Delgado, héroe del Ecuador, es un americano de creación como lo califica José Martí, es fuego inextinguible de la patria como lo afirma José Peralta, es el pensamiento guía de Latinoamérica del siglo XXI como lo concibo.

Es hora de construir una ecuatorianidad poderosa. Alfaro ya perdonó a sus enemigos. Es hora de entendernos. Sentirnos y llamarnos, orgullosamente ecuatorianos. Es difícil pero no imposible. 

Participación de los padres para fortalecer la familia. Repetir para el aprendizaje la frase del niño Eloy Alfaro Delgado: "Cuando yo sea grande voy a luchar por la libertad".

Agradecimiento

Al Dr. Dúmar Iglesias Mata, incansable investigador de la vida, obra y proyección del Gral. José Eloy Alfaro Delgado.

SÁNCHEZ RAMOS José Elías.
Miembro de la Casa de la Cultura Ecuatoriana, núcleo de Manabí
sjoselías@gmail.com
Manta, 2016-01-28

Referencias bibliográficas:

·       Consejo Nacional Electoral (2012) “Obras completas. Escritos Políticos”. Instituto de investigación, formación y promoción político electoral”, 5 tomos, Quito, Ecuador.
·       Deas, Malcom (2012) “Eloy Alfaro. Narraciones históricas”. Corporación Editora Nacional, Quito, Ecuador.
·       Iglesias Mata, Dumar (2012) “Eloy Alfaro. 100 años”. Casa de la Cultura Ecuatoriana, núcleo de Manabí, Portoviejo, Ecuador.
·       Martini Robles, Gino (2013) “Eloy Alfaro y Leonidas Plaza, pasión y traición”. Editorial Mar Abierto, Manta, Ecuador.
·       Núñez Sánchez, Jorge. Comp. (2011) “Eloy Alfaro. Escritos políticos”. Ministerio de coordinación de la política y gobiernos autónomos descentralizados, Quito, Ecuador.
·       Escritos propios del autor.